Boletines

Boletín Electrónico N° 29
PREGUNTAS CON PASES



En los cuestionarios de las encuestas se entiende por pase a la instrucción que indica que si el individuo cumple una determinada condición saltee un grupo de preguntas y, si no la cumple, continúe con la secuencia normal.

Estos pases producen una partición en los individuos, ya que no se les realizan las mismas preguntas a todos.

En el ejemplo siguiente hay un conjunto de variables que contestan todos los individuos (V1, V2 y V3), otro conjunto, que es respondido sólo por los consumidores de un determinado producto (V4, V5 y V6) y, por último, un conjunto contestado por los no consumidores (V7, V8 y V9).



En general, puede decirse que estos pases se generan porque es preciso estudiar aspectos que son específicos de una parte de la población pero no del total.

Esta situación no representa un problema en los análisis Univariados tradicionales porque tanto los promedios como otras medidas estadísticas se calculan sobre la base real, es decir, sobre los individuos que respondieron cada pregunta.

En el caso de los análisis multivariados nos enfrentamos con la situación de que cualquiera de ellos analiza un fenómeno subdividido en muchos conceptos relacionados y todos los individuos bajo estudio deberían contestar por todos los conceptos que definen el fenómeno.

En otras palabras, para realizar análisis multivariados es preciso que se les formulen las mismas preguntas a todos los individuos.

Una solución de compromiso consiste en considerar la parte no respondida como dato faltante e imputarlo con el promedio. En este caso, se está suponiendo que la población a la que no se le hicieron ciertas preguntas respondería igual que el promedio de la población que sí contestó esas preguntas. Este supuesto puede distorsionar cualquier análisis que realicemos.

Veamos el caso de un análisis de segmentación. En el estudio van a aparecer segmentos determinados por los sujetos que contestaron a las preguntas y segmentos determinados por los que no las contestaron (pero cuya respuesta fue imputada con el promedio), dificultando la posibilidad de indagar la verdadera estructura de los datos. Estos segmentos resultan “predeterminados” por la misma existencia o no de respuestas reales.

Realmente correspondería efectuar un análisis de segmentación para cada subpoblación. En el ejemplo debería realizarse un análisis para los individuos 1 a 7 que contestan las preguntas V1 a V6 y, otro, para los individuos 8 a 15 que contestan las preguntas V1 a V3 y V7 a V9.

En el caso del análisis factorial pueden existir bloques completos no respondidos por algún grupo de individuos. En este caso, es necesario hacer un análisis de los cierres para los individuos que contestaron todos los bloques y, otro análisis, para los que sólo contestaron algunos.

Otra situación más compleja se presenta cuando hay individuos que sólo contestan algunas preguntas DENTRO de los bloques. En este caso, habría que hacer dos estudios de satisfacción: uno para los que contestan todas las preguntas y, otro, para los que contestan ciertas preguntas. El problema grave es cuando los pases generan más de dos subpoblaciones, es decir, que los individuos que no contestan preguntas en diferentes bloques no son los mismos.

Cuando existen pases queremos estudiar poblaciones diferentes dentro de la misma encuesta y muchas veces no se tiene presente que cada una de estas poblaciones requiere de un estudio específico y que el tamaño de muestra debe ser el adecuado para poder realizarlo.